Buscar este blog

Cargando...

domingo, noviembre 11, 2007

YOGA E HIPERTENSION

UN ARTICULO INTERSANTE PAA TI, TE RECUERDO QUE NO POR QUE NO SE MENCIONE LA HIPERTENSION PULMONAR NO SIGNIFICA QUE NO ES BUENO PARA NOSOSTROS, EN ESTE CASO LA YOGA DA UN MAYOR FORTALECIMIENTO A LOS MUSCULOS ASI COMO UN MAYOR FORTALECIMIENTO EN LA RESPIRACION, POR LO QUE LOS PULMONES Y EL CORAZON SE FORTALECERAN !!!!



El yoga es probablemente la disciplina proveniente de la India más conocida, estudiada y practicada en el mundo. Se trata de una terapia que combina el movimiento corporal con la relajación y la meditación, logrando un equilibrio entre mente cuerpo lo que se proyecta en una mejora de la salud en general.

Lo que hace al yoga una técnica tan especial es su enfoque holístico, es decir, mira al ser humano como un todo en el que la energía fluye por diversos caminos y busca la curación enfocándose en el ser completo y no sólo en sus componentes u órganos; pero además, el yoga es una filosofía de vida que comprende la ética personal, la alimentación, el ejercicio físico entre otros aspectos.

El más difundido en occidente es el Hatha yoga que se práctica desde hace ya varias décadas, pero que en la India tiene una presencia de más de 6,000 años. Su objetivo básico es procurar una mente sana en un cuerpo sano integrando ambas partes en armonía. Se practica mediante posturas llamadas asanas que promueven la relajación y flexibilidad del cuerpo y un estado mental plácido.
Las posturas o asanas se realizan mediante flexiones, torsiones, extensiones o a través del relajamiento de los músculos mientras se respira profundamente, Cada asana tiene un fin, algunas sirven para relajarse y otras para canalizar energía hacia áreas específicas del cuerpo.

Sabiduría milenaria

Hasta la fecha se han realizado miles de investigaciones donde las personas que practican el yoga han aprendido a controlar algunos parámetros fisiológicos como la presión arterial elevada, el ritmo cardíaco y la función respiratoria para lograr el incremento del volumen de oxígeno.

Además se ha estudiado cómo esta disciplina milenaria contribuye a mejorar la velocidad del metabolismo, la resistencia de la piel, a modular las ondas cerebrales y la temperatura del cuerpo.
Por otra parte, se han realizado diversas estudios para comprobar sus acciones terapéuticas en enfermedades crónicas como los trastornos de las arterias coronarias, los problemas cardíacos, el asma bronquial, la migraña, la sinusitis, la hipertensión, la diabetes, los dolores crónicos de espalda, la obesidad, el colesterol elevado, la depresión, la artritis y algunos síntomas de lupus.

Lo que ha encontrado la ciencia sorprende a muchos, pues esta técnica de 6,000 años ha comprobado su efectividad como coadyuvante de estos trastornos y ha mejorado la vida de muchas personas que los practican, influyendo no sólo en la salud de sus cuerpos, sino también en su estado de ánimo.

Beneficios adicionales
A continuación te mencionamos algunas de las ventajas que la práctica del yoga puede traer a tu vida:
  • Mayor flexibilidad en todo tu cuerpo
  • Control sobre la respiración, lo que te brindará una mejor condición física y control sobre tus emociones.
  • Aumento de la oxigenación en todo el cuerpo, beneficiando la circulación sanguínea y funciones cerebrales
  • Corrección permanente de tu postura alineando tu columna
  • Disminución de la tensión nerviosa
  • Actitud positiva canalizando la energía de la mente, el cuerpo y el espíritu
  • Estimulación de los órganos del cuerpo de modo que desempeñen sus funciones con mayor eficacia
  • Mejores niveles de presión arterial


Como sabes, el ejercicio físico es una de las maneras más eficaces de mantener tu presión arterial en niveles aceptables.

Un estudio reciente comprobó que las personas hipertensas que practicaban yoga reducen su hipertensión tanto como aquellos que optan por el ejercicio aeróbico más extenuante y además obtienen otros beneficios. Toda persona puede comenzar a practicar esta disciplina sin importar su edad o condición física, lo cual la convierte en una técnica ideal para muchas personas con padecimientos específicos que no pueden realizar otro tipo de actividad , talez como problemas pulmonares.


Lo importante es que si te decides a practicarla lo hagas con un instructor calificado que te pueda ayudar con las posturas y que te ofrezca rutinas especializadas para ti o para controlar tu hipertensión. Existen cada vez más lugares en dónde se imparten clases, así que comenzar no es tan difícil.
En principio necesitarás ropa cómoda, una colchoneta para realizar la asanas y una gran voluntad por aprender esta forma de sabiduría ancestral que mejorará tu salud física y mental.

Si tener hipertensión te deprime, el yoga también podrá hacer algo por ti y te ayudará a enfrentar mejor tu tratamiento y tu trastorno.


¡No lo pienses más y decídete a mejorar tus niveles de presión arterial!


Fuente: Departamento de Comunicación y Contenido, TodoEnSalud.org

1 comentario:

Anónimo dijo...

Hola, quisiera saber si hay algún ejercicio de yoga u otro que no es conveniente realizar para la hipertensión